La importancia de beber suficiente agua y permanecer hidratado

Actualizado: 19 may



Beber suficiente agua cada día es esencial para mantener nuestra salud, aun así muchos de nosotros no tomamos suficiente agua. Como resultado nos perdemos los numerosos beneficios para la salud de una hidratación adecuada.

A pesar de que nuestro cuerpo necesita agua para sobrevivir, casi una de cada diez personas en el mundo no tiene acceso a una fuente de agua salubre. Para los que tenemos la suerte de disponer de agua dulce ilimitada, el consumo diario de este recurso inestimable mantiene muchas de las funciones del cuerpo y tiene un impacto positivo en nuestro aspecto y en cómo nos sentimos.


Los beneficios del agua


Muchos de nosotros optamos por bebidas azucaradas, café e infusiones para mantenernos hidratados. Sin embargo, el agua, sea embotellada o del grifo, es la mejor fuente de fluidos para el cuerpo, por las siguientes razones.


Mantener los fluidos corporales

Aproximadamente un 60% del cuerpo está compuesto de agua. Para funcionar adecuadamente, todas las células y órganos del cuerpo la necesitan.


Beber suficiente agua mantiene el equilibrio de los fluidos corporales, lo que ayuda a transportar nutrientes, regular la temperatura del cuerpo, lubricar las articulaciones, crear saliva y digerir la comida.

El agua también ayuda a disolver los minerales y nutrientes para que sean más accesibles para el cuerpo, así como a transportar los desechos fuera del cuerpo. Son estas dos funciones las que hacen que el agua sea vital para los riñones.


 

Optimizar la función renal

El agua es esencial para que los riñones funcionen ya que necesitan suficientes fluidos para purificar los residuos y transportar la orina a la vejiga.

Un consumo alto de fluidos aumenta el volumen de orina que pasa a través de los riñones, lo que diluye la concentración de minerales, de manera que es más improbable que cristalicen y se formen piedras.

Si los riñones no funcionan correctamente, los desechos y el exceso de fluidos pueden acumularse en el cuerpo.